Noticias

En un sector híperregulado como es el de la reparación, que debe hacer frente a una exigente normativa medioambiental por generar más

De esta forma, como el taller tiene la obligación de separar los diferentes residuos, envasarlos en recipientes adecuados y etiquetarlos, los talleres adheridos a Ecosigg dispondrán gratuitamente de todo tipo de material debidamente homologado (bidones, bolsas, contenedores, soportes, etiquetas…), asegurando que no sólo se cumple la normativa comunitaria y las indicaciones del Listado Europeo de Residuos (LER), sino que se crea un entorno laboral 100% saludable.

Además, verán reducidos los trámites burocráticos que deben soportar como consecuencia de la gestión de los residuos. Así, dado que deben tener documentada y justificada cada entrega, además de presentar una memoria anual a Medio Ambiente, Ecosigg les facilita una potente solución informática que digitaliza la información, eliminando los archivos en papel y ayudando a tener controlados todos los flujos de información entre talleres, transportistas, administraciones (estatal, autonómica y local) y entidades gestoras.

Aumento de la productividad

Mediante esta herramienta, los talleres reducen el tiempo empleado en gestiones administrativas para ser más productivos en su negocio, teniendo además la tranquilidad de que están cumpliendo con todos los requisitos legales, evitando errores y sanciones, que oscilan entre los 9.000 y los 300.000 euros.

Además, mediante este soporte informático, el taller tendrá acceso al instante y en la nube a cualquier documentación técnica y legal, adaptada a cada autonomía, así como asesoramiento y consultoría las 24 horas del día y los 365 días al año ante cualquier cuestión que tenga que ver con requerimientos u obligaciones medioambientales.

Por último, Ecosigg garantiza que todos los gestores y plantas de tratamiento que trabajan bajo su paraguas están autorizados y certificados oficialmente, asegurando excelencia en la gestión, respeto medioambiental en todos los procesos, así como seguridad y salud laboral, reconociendo además que cuentan con todos los medios adecuados para la recogida, el transporte, el almacenamiento y el tratamiento de los residuos.

Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, “Ecosigg proporciona al taller eficiencia, seguridad, productividad, ahorro de costes, y en definitiva la garantía de saber que está cumpliendo con la ley de manera escrupulosa, al tiempo que protege el medio ambiente al reducir el impacto que puede producir su actividad”.

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM) es una organización sin ánimo de lucro e independiente políticamente fundada en 1957 que agrupa a más de 7.000 asociados entre concesionarios oficiales; compraventas independientes; servicios oficiales; agencias concertadas, y talleres independientes, entre otros sectores de la distribución: vehículos nuevos; usados; turismos; industriales; motocicletas y tractores agrícolas. En conjunto, estas empresas comercializan y dan servicio a más del 80% del parque nacional. El principal objetivo de Ganvam es representar los intereses de los distribuidores y reparadores ante el Gobierno, las distintas AA.PP. y la sociedad en general, potenciando el papel socioeconómico que desempeña su sector, con la creación de 250.000 empleos y una facturación de más 95.000 millones, un 9% del PIB. Más información en www.ganvam.es / @GanvamOficial


Fuente